¿Te gustó el artículo? Compartilo con tus amigos

Conoce los tres errores más comunes al comprar un vehículo usado

Para muchos conductores el usado es una buena opción ante un 0Km pero no es una decisión fácil de tomar.  ¿Es tu caso? Entonces te interesará saber cuáles son los tres errores más comunes al comprar un vehículo usado.

Error número 1: no revisar el cuentakilómetros

La modificación del cuentakilómetros es un verdadero fraude y su no verificación es uno de los errores al comprar vehículos usados más comunes; para peor, la computarización ha facilitado el fraude en vez de prevenirlo.  Si sospechas que el cuentakilómetros ha sido adulterado te recomendamos verificar el desgaste de otras piezas, detectar por ti mismo posibles modificaciones o mejor aún, si lo que quieres es comprar un auto usado y no un problema… consultar con nuestros especialistas.

Error número 2: pagar de más

Las consecuencias del desgaste normal del vehículo usado que pueden demandar reparaciones una vez concretada la operación, como cambio de filtros o de la correa de distribución, condicionan el precio.   No realizar las verificaciones de precio es otro de los errores al comprar vehículos usados más habituales y que da lugar a la mayoría de los reclamos.   Para estar seguro de que no estás pagando de más tienes al menos tres posibilidades de orientación: buscar en sitios en Internet como mercadolibre autos o autofoco el precio promedio por el vehículo que vamos a comprar basado en la marca y modelo, el año y la cantidad de kilómetros que indica, o consultar la lista que provee la Cámara del Comercio Automotor que es la guía oficial de precios de autos usados.

Error número 3: pagar en efectivo

En estos tiempos en que campea la inseguridad, realmente ir por la vida con dinero en efectivo es bastante peligroso; sin embargo, vendedores inescrupulosos pueden ofrecerte un precio realmente tentador a cambio del pago en efectivo.  Para no cometer este error al comprar un vehiculo usado toma en cuenta que una operación bien hecha consta de un anticipo como máximo del 5%, pedir un informe de dominio del auto y la firma de los papeles en el Registro correspondiente.  Recién entonces debes pagar el saldo del precio mediante transferencia bancaria o un depósito en el banco para recibir contra entrega las llaves del vehículo.

 


¿Te gustó el artículo? Compartilo con tus amigos