¿Te gustó el artículo? Compartilo con tus amigos

 Uno de los puntos más importantes en la revisión de un vehículo es cerciorarse de la cantidad de kilómetros con la que éste cuenta, y para realizar esta tarea no es suficiente confiar en lo que marca el cuentakilómetros. Para comenzar debemos comentar que hay dos tipos de cuentakilómetros: uno analógico (o mecánico) y uno digital. En principio el cuentakilómetros (odómetro) mecánico es más simple de detectar cuando fue modificado.

Detectando modificaciones en el cuentakilómetros mecánico

A la hora de revisar un vehículo con cuentakilómetros analógico hay más indicadores a los cuales debemos prestar atención. Un cuentakilómetros que no ha sido alterado presenta sus números alineados y sin ningún tipo de marcas. Cuentakilómetros mecánicoEn general cuando el cuentakilómetros es regresado se notarán algunas marcas de desgaste en las esquinas. También debemos observar con atención si cada uno de los dígitos está alineado con el siguiente, ya que a veces cuando el odómetro se regresa, y el trabajo no es hecho en forma prolija, sucede que hay una pequeña diferencia en la alineación entre los dígitos, sobre todo con el primero de la izquierda. También preste atención a si el tablero tiene marcas de haber sido desmontado, ya que este paso es necesario para acceder al cuentakilómetros.

Detectando modificaciones en el cuentakilómetros digital

Para detectar si el cuentakilómetros digital de un automóvil ha sido modificado es una tarea complicada y que solo puede ser realizada por un experto. Cuentakilómetros digitalSólo los autos de alta gamma mantienen un registro en la computadora de la cantidad de kilómetros realizados y si estos fueron modificados al conectar un escáner se podrá detectar inmediatamente la adulteración. Ahora, en los vehículos que no son de alta gamma, lo que podemos hacer como usuarios es llamar al concesionario de la marca del vehículo y verificar si las mantenciones han sido realizadas en tiempo y forma.

Lo más importante

Ya sea que podamos confirmar la cantidad de kilómetros realizados por el vehículo revisando los puntos anteriormente mencionados o no, hay otro aspecto más importante al cual el comprador del vehículo debe prestar suma atención, el desgaste general del mismo.Volate gastado

Para esto debemos mirar el desgaste del volante, de los pisos, el tablero y los asientos, el tapizado del mismo. También debe prestar gran atención al desgaste de los neumáticos del mismo, si el automóvil tiene menos de 60,000 kilómetros debería contar con los neumáticos originales, para eso verifique que todos son de la misma marca y modelo. Por otro lado revise el cierre de las puertas, ya que si el automóvil ha sido utilizado como taxi o remís las puertas estarán algunos milímetros más bajas y esto causará que para cerrarla habrá que empujarla con más fuerza.

Por último recuerde que un vehículo en un uso normal recorre entre 10,000 y 15,000 kilómetros al año. A la hora de comprar un vehículo usado, la verificación del desgaste de los componentes, independientemente de lo que indique el cuentakilómetros, es sumamente importante ya que de ser que no sepa como realizar la inspección resultará en miles de pesos que tendrá que invertir en reparación del mismo.


¿Te gustó el artículo? Compartilo con tus amigos